De izquierda a derecha: Patxi Ayestarán, Iñaki Beroiz, Txema Berruete, Javier de Carlos y Andrés Cancho.

Esta empresa navarra, ubicada en Esquíroz, se define como “una pequeña familia”

Sumanlab, que comenzó su actividad en febrero de este mismo año, está centrada en la fabricación y comercialización de mobiliario y equipamiento de laboratorio como tests de diagnóstico, fungibles, productos químicos, etc. “En Navarra y las provincias limítrofes damos una solución integral a los laboratorios; desde el mobiliario hasta un servicio técnico con las incidencias que puedan darse”, explica Iñaki Beroiz, responsable de producto. Su trayectoria en el sector les precede, ya que las cinco personas que forman Sumanlab tienen un recorrido de más 15 años trabajando en Labolan, empresa del sector. “Salimos de esa empresa porque queríamos crear un grupo con ilusión y por apostar por un producto propio de origen navarro”, indica Javier de Carlos, socio y responsable del departamento comercial. Esta cooperativa nació con la idea de crear un grupo humano.

Avalados y respaldados por Elkargi, institución financiera, Sumanlab fabrica su producto Irulab, que consiste en una gama de mobiliario y equipos de laboratorio fabricado desde cero. Desde esta compañía diseñan espacios con ideas preconcebidas que más adelante se presentan en planos 2D y 3D, con su posterior fabricación e instalación. “Una vez instalado el mobiliario podemos ir más allá suministrando nuestros propios equipos y los productos químicos que se necesitan en el día a día”, argumenta Javier de Carlos.

Uno de los aparatos electrónicos que podemos ver en algunos de los productos Irulab.
Uno de los aparatos electrónicos que podemos ver en algunos de los productos Irulab.

Productos 100% sostenibles

El mobiliario que diseñan en Sumanlab, comparte una estructura común;, sin embargo, cada uno de sus productos se adaptan al espacio y estructura de cada laboratorio. “En función de qué tipo de laboratorio sea las calidades, necesidades y la imagen se adaptan a esas necesidades. La estructura siempre es metálica y robusta”, asegura Iñaki Beroiz. El material utilizado por Sumanlab es 100% sostenible y certificado. “Nuestros productos cuentan con los certificados internacionales FSC y PEFC”, recalca su socio Javier de Carlos.

Baños termostáticos Irulab serie BT
Baños termostáticos Irulab serie BT

En cuanto a lo que les diferencia de su competencia, Patxi Ayestarán, socio de Sumanlab, señala que “a nivel de mobiliario los productos son de mucha calidad en cuanto a herrajes, grosores, sistema de freno y acabados. En lo referente al diseño hemos intentado crear un espacio de trabajo más atractivo con equipos robustos”.

 

Por su parte, Txema Berruete, socio de Sumanlab, dice que “estamos en calidades de fabricantes premium pero con precios más competitivos”. En el apartado de equipamiento de laboratorios, Sumanlab apuesta por estar a la vanguardia en lo referente al control remoto en todos los equipos de Irulab. “Hemos invertido mucho en los equipos táctiles de control para poder visualizar remotamente las incidencias”, relatan.

Proyectos puestos en marcha

Principalmente, Sumanlab ha trabajado con empresas a nivel nacional en Santander, Galicia, País Vasco, Granada, Almería y Navarra, entre otros lugares. “Justo ahora nos han adjudicado un proyecto al que nos presentamos a través de un concurso en Madrid. Se trata de suministrar de material a los laboratorios de una gran empresa de allí”, apunta Txema Berruete.

En apenas 7 meses, esta empresa cuenta ya con más de 65 clientes a los que suministran vitrinas de extracción de gases, de sobremesa y completa; cabinas de flujo laminar, verticales u horizontales; estufas de desecación y de cultivos; así como varios termostáticos. Estos equipos los fabrican íntegramente bajo la marca Irulab. “Hemos trabajado con el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), con Viscofan, con la Mancomunidad de Aguas de Pamplona y con Tragsatec entre otras”, subraya Txema Berruete.

La crisis del COVID-19 no ha frenado a Sumanlab

Aunque no han perdido ni las ganas, ni la ilusión de trabajar, la crisis sanitaria causada por el COVID-19 les ha venido en un mal momento para darse a conocer a nivel comercial, aunque a la hora de  desarrollar sus productos y el catálogo comercial la pandemia no les ha afectado. “El que todo vaya bien y funcionen los nuevos diseños nos ha permitido ganar tiempo”, comenta Txema Berruete. ”Cuando diseñamos las máquinas intentamos llevar a cabo un reportaje fotográfico para luego poder mostrarlas a nuestros clientes para que se hagan una idea”, detalla Patxi Ayestarán. 

Como objetivos marcados en el corto medio plazo, Sumanlab se propone lanzar su catálogo de productos físico, ampliar la plantilla y posicionar su web en los distintos buscadores. “En 2021 tenemos previsto lanzar una línea de productos Irulab en Francia y salir fuera del mercado nacional”, señala Iñaki Beroiz.

Mobiliario de laboratorio Irulab
Mobiliario de laboratorio Irulab

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here