Proyecto GERA: subvenciones para un proyecto que reutiliza baterías de coches eléctricos

0
10537
Proyecto GERA: Una solucion que permita disponer de tecnologías para la gestion
PIE DE FOTO: En el centro, la directora general de Industria, Energía y Proyectos estratégicos S4, Uxue Itoiz, junto con el director del servicio de Proyectos estratégicos de la S4, Unai Garbisu, y los representantes de Enercluster, Acciona Energía, Beeplanet Factory, Fundación CENER, NAITEC, IED Electronics, Ingeteam, Nordex, la Universidad Pública de Navarra y Zabala. 

El proyecto GERA busca lograr una solución integral para la gestión de la energía renovable a través del almacenamiento

A través de la convocatoria de Proyectos Estratégicos que realiza el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, el Gobierno de Navarra ha subvencionado el proyecto GERA que tiene por objetivo lograr una solución que permita disponer de tecnologías para la gestión, a través del almacenamiento, de la energía renovable. Para ello se han desarrollado cuatro líneas de trabajo entre las que se encuentra la creación de un sistema de almacenamiento creado a partir de baterías de segunda vida provenientes de vehículos eléctricos. El proyecto ha tenido un coste total de 3,3 millones de euros de los que casi 1,8 millones han procedido de la subvención del departamento.

El pasado martes, Uxue Itoiz, directora general de Industria, Energía y Proyectos estratégicos S4, conocía de primera mano los resultados de GERA. «Este proyecto nos permite avanzar en nuevos modelos basados en el almacenamiento. Además, que se hayan utilizado baterías de segunda vida es una buena muestra de las posibilidades de la economía circular”. Itoiz también ha señalado que el haber diseñado un modelo de gestión inteligente de la demanda “es un buen ejemplo de cómo se puede aunar transición energética y digital”.

Por su parte, la Asociación Clúster de Energías Renovables de Navarra (Enercluster) ha ejercido las labores de coordinación de todas las empresas participantes en este proyecto. El director gerente de Enercluster, Javier Villanueva, valoraba el proyecto GERA “como un buen ejemplo de colaboración en la industria renovable navarra enfocado en 3 aspectos que son claves en la transición energética: el almacenamiento, la gestión inteligente de la energía y la economía circular”.

Una solución que permita disponer de tecnologías para la gestión

El proyecto GERA está enmarcado dentro de la convocatoria de proyectos estratégicos de I+D que anualmente realiza el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial. GERA se enmarca dentro del reto AERO, destinado a buscar soluciones de almacenamiento de energía renovables económicamente rentables que permitan el aprovechamiento del excedente de energía. Su coste total ha sido de 3.356.409,79 euros de los que 1.792.458,30 euros provienen de la subvención concedida mediante la convocatoria de ayudas.

Este proyecto es fruto de la colaboración de un consorcio liderado por Enercluster y en el que se encuentran Acciona Energía, Beeplanet Factory, Fundación CENER, NAITEC, IED Electronics, Ingeteam, Nordex y la Universidad Pública de Navarra.

Dentro del proyecto GERA, además de desarrollar estos sistemas de almacenaje con baterías de segunda vida extraídas de coches eléctricos, se han desarrollado tres líneas más de trabajo.

La primera ha sido el desarrollo de un modelo completo de planta de generación eléctrica con almacenamiento para la optimización de las operaciones tanto a nivel de parque como en su integración a la red. Para ello se ha desarrollado un software que permite predecir el envejecimiento de las baterías.

La segunda línea de trabajo ha consistido en el desarrollo de una planta de generación formada por aerogeneradores y sistemas de almacenamiento que ha conseguido un diseño óptimo desde el punto de vista del coste de la energía final. Para ello se ha realizado un modelo integral de simulación de la planta eólica y almacenamiento de Barásoain.

Por último, se ha desarrollado un sistema de blockchain para registrar la trazabilidad de la energía renovable y por tanto la certificación del origen de la misma. Esto permite eliminar intermediarios y mejorar la transmisión de energía, la rentabilidad y la seguridad de las transacciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here